jueves, 12 de abril de 2012

BAUTISMO En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Hay una corriente moderna salida del evangelismo pentecostal, que presenta una doctrina unicitaria (en contra de la doctrina de la Santísima Trinidad), que comenzó a cambiar la forma de apostólica de bautizar "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" a una forma "En el nombre de Jesucristo". Esto en contra de toda la tradición cristiana, tanto católica como protestante.
Se toma la idea de bautizar de esta nueva forma basándose en algunas referencias que aparecen en la escritura como:

Hechos 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
Hechos 10:48 Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo. Entonces le pidieron que se quedara con ellos unos días.
Hechos 8:16 pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús.
Hechos 19:5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Tras esta confrontación están principalmente los hechos de la no concepción del bautismo como sacramento transmisor de la gracia, la negación de la doctrina de la trinidad, y la total separación incluso de la doctrina protestante original.

Dice Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Y con estas palabras se bautiza a conciencia en la Iglesia Católica desde el inicio, en todas las iglesias protestantes desde el Siglo XVI hasta las Asambleas de Dios, y hasta figura este modo de bautismo en la declaración doctrinal de BBN (una importante referencia del llamado "evangelismo bíblico"). ¿Qué pasó entonces en las iglesias unicitarias que también proclaman ser el "evangelismo bíblico"? ¿Por qué decimos que es incorrecta la fórmula bautismal solamente en el nombre de Jesucristo?

Las citas del principio aun en español no pretenden decir que con esas palabras se bautiza. Debemos entender que la Biblia no fue escrita en español, y para poder hacer una exégesis correcta de un texto bíblico debemos tomar en cuenta el idioma original griego y las posibles traducciones al español.
La preposición que usa Mateo es εἰς cuya traducción simple es: "en". Pero la preposición que usa el libro de los Hechos es: ἐπί cuya traducción es: "sobre, en, junto a, ante, con base en, referente a".
En español ambas preposiciones se traducen "en" pero denotan acciones diferentes. Mateo habla de bautizar EN, mientras que Hechos habla de bautizar "con base en", "a la forma de" lo que nos lleva a las palabras de Jesús: EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO.

Es de notar entonces que el propósito de San Lucas en el libro de Hechos, es hacer la diferenciación entre el bautismo cristiano y el de Juan, donde el don del Espíritu Santo que se comunica es la gracia santificante y el perdón de los pecados y no pretende segregar el bautismo en dos momentos.

Hechos 19: 3-5: Entonces él dijo: ¿En qué bautismo, pues, fuisteis bautizados? Ellos contestaron: En el bautismo de Juan. Y Pablo dijo: Juan bautizó con el bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyeran en aquel que vendría después de él, es decir, en Jesús. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
Hechos 2:38 Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Esta nueva fórmula, desconociendo la acción santificadora del Espiritu Santo en el bautismo, pretende ser la diferenciable antesala a la verdadera acción del mismo, lo que se conoce dentro del evangelismo pentecostal como "bautismo del Espíritu" y que se supone que ha de suceder en un segundo momento y en una segunda y necesariamente ruidosa experiencia espiritual que según ellos debe acompañar la venida del Espíritu Santo.
Como anotación final, esta doctrina desconocedora de la Trinidad, ve al Espíritu Santo como el mismo Cristo pero en forma espiritual y no como una tercera persona de Dios.

Se bautiza pues EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. Esta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar.

Nota: La Didake o Instrucción del Señor a los gentiles por medio de los doce Apóstoles
o Doctrina de los Doce Apóstoles (Primer catecismo de la Iglesia de alrededor del Siglo I) aclara la forma del bautismo de los primeros cristianos.

CAPÍTULO VII
1. En cuanto al bautismo, éste es el modo de bautizar: habiendo previamente dicho todo esto, bautizad en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, en agua viva.
2. Si no tienes agua viva, bautiza en otra agua. Si no puedes en (agua) fría, (bautiza) en caliente.
3. Si, empero, no tienes ni una ni otra, derrama agua sobre la cabeza tres veces en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
4. Antes del bautismo, el que bautiza y el que ha de ser bautizado, ayunen, y y asimismo otros que puedan hacerlo. Mandas ayunar al bautizando uno o dos días antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Otros temas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...